ALCANTARILLA DESTAPADA UN DOLOR DE CABEZA

Más de seis meses de accidentes, personas caídas, motos atrapadas sus llantas, son los diversos problemas que está generando una alcantarilla sin tapa en la intersección de la Av. Jaime Roldos y 31 de octubre.

El último caso tal como lo cuenta una moradora, se dio hace unos días atrás cuando una niña que circulaba a en una moto junto a un familiar, cayó de cabeza en el hueco afortunadamente sin ocasionar ninguna tragedia.

Juan Cáceres comerciante del sector indicó que una vez pusieron una tapa, pero al amanecer del siguiente día, como por arte de magia esta había desaparecido, presumiéndose un robo por parte de los chamberos.

Ahora hacen un llamado a las autoridades tapar ese hueco y así evitar una tragedia mayor que deje víctimas mortales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *