136.9 TONELADAS DE ALIMENTOS SE PUDREN EN LA BODEGA DE CORREOS DEL ECUADOR

Galletas, leches de sabores, granola y colada fortificada están en descomposición, tiradas y amontonadas en el piso de una bodega de Correos del Ecuador, ubicada en la calle Carlos Garzón 1060, en el sector de Tababela, en Quito.

Para la distribución de esos productos, la institución pública Proalimentos, que luego se fusionó con la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA), contrató el 22 de julio del 2015 los servicios de Correos del Ecuador.

El contrato contempló el almacenamiento y la distribución de 31 379 toneladas (t) de productos para el programa de alimentación escolar pública en siete provincias aunque Correos del Ecuador sostiene que recibió solo 26 025 t.

El contrato, por USD 3,1 millones, debía terminar en marzo del 2016, pero estuvo sujeto a dos prórrogas que prolongaron su vigencia hasta diciembre de ese mismo año.

Pese a eso, el contrato sigue pendiente de liquidación por discrepancias, surgidas en el 2016, sobre su ejecución entre ambas empresas.
Y es que no todas las raciones llegaron a su destino como evidencian las 136,95 toneladas de alimentos caducados que están en las bodegas de Correos del Ecuador.